The Umbrella Academy baja revoluciones pero mantiene su personalidad | QiiBO QiiBO

The Umbrella Academy baja revoluciones pero mantiene su personalidad

La familia más disfuncional desde los Skywalkers regresa con la tercera temporada de The Umbrella Academy en Netflix, recordándonos que, quizás esas reuniones en navidad no son tan malas como uno piensa. Con el género de superhéroes todavía dominando la cultura popular, los Hargreeves se distinguen por sus absurdas aventuras combinando corazón con surrealismo.

Haber salvado el mundo del apocalipsis dos veces no fue suficiente, ahora le toca al universo completo pero, primero tendrán que resolver un pequeño detalle: no tienen casa. Cuando los dejamos, los Hargreeves volvieron al presente para descubrir que su padre no solamente estaba vivo, ahora tenía una familia completamente nueva con La Academia Gorrión, incluyendo una versión de Ben (Justin H. Min). Resulta que haber cambiado hechos históricos no es buena idea, pues su actual presente es una línea temporal distinta a la suya. Quien diría que romper las reglas de tiempo y espacio provoca consecuencias catastróficas.

La tercera temporada de The Umbrella Academy toma algunos episodios arrancar realmente, pues las dos familias definitivamente comienzan con el pie izquierdo, y la trama desea que conozcamos los nuevos personajes antes de lanzarnos a la nueva misión, aparte de manejar algunos asuntos importantes; como la transición de Vanya a Viktor Hargreeves (Elliot Page), el trauma de Allison (Emmy Raver-Lampman), y la relación entre Lila (Ritu Arya) y Diego (David Castañeda).

Pero todo el mundo tranquilo, The Umbrella Academy continua siendo igual de caótica, desde números musicales de la nada, extrañas fuerzas sobrenaturales, y varios misterios para solucionar, recordándonos porque nos enamoramos de este grupo de imprudentes anti-héroes. La relación entre los Hargreeves sigue siendo el punto más importante, pues luego de las decisiones de la segunda temporada, las cosas cambian drásticamente, incluyendo reconectar con el odioso padre Reginald (Colm Feore). Klaus (Robert Sheehan) nuevamente es el jugador más valioso pero, todos los Hargreeves tienen sus momentos, aunque menos tiempo pues los Gorriones también reciben sus momentos para brillar.

Quizás The Umbrella Academy no tenga el tono ultra-violento de The Boys, ni el mundo extenso del MCU, pero lo que le falta en todo eso lo compensa con emoción y sentimiento, pues luego de tanto tiempo por ellos, la serie sabe el cariño que les tenemos, por lo que sus conflictos duelen más. La segunda mitad de la temporada acelera bastante con los últimos tres episodios pisando el acelerador hasta su final, nuevamente dejándome con ganas de más, lo más pronto posible. Inmensamente recomendada.

Leave a Reply

Your email address will not be published.