Crítica: Cha Cha Real Smooth sacó el “boomer” que vive en mi | QiiBO QiiBO

Crítica: Cha Cha Real Smooth sacó el “boomer” que vive en mi

Supongo que cada generación tiene sus películas sobre las ansiedades de juventud; sobre no saber tu lugar en un mundo que cada vez tiene menos que ofrecer a los jóvenes, porque generaciones pasadas se quedaron con demasiado y ahora no quieren compartir. Por otro lado, quizás ya estoy viejo para este tipo de películas. Cha Cha Real Smooth está buena, me gustó…pero, había algo que no me dejaba disfrutarla completamente y no entendía porque. Hasta que finalmente comprendí que estaba pasando. Cha Cha Real Smooth, nuevo filme exclusivo de Apple TV Plus, me recuerda a Garden State, otro filme sobre ansiedades sociales. No solamente porque su protagonista Cooper Raiff tiene un ligero parecido a Zack Braff, sino porque ambos dirigieron estas respectivas películas alrededor de cuan interesante piensan que son sus traumas emocionales.

Un día eres joven, y al otro te agotan estas vainas de suspirar porque la vida es difícil. Quizás es que mi propia experiencia a esa edad fue tan distinta, quizás es que ya estoy viejo para conmoverme por un manganzón convencido que el problema es el mundo y no el mismo.

Raiff escribió, dirigió, produjo, y probablemente pintó paredes, protagonizando como Andrew, un pelafustán de 22 años triste porque su novia vive en Barcelona, y el no tiene dinerito para visitarla, ya que solamente trabaja en un restaurante de comida rápida. Andrew se mudó de vuelta a casa de su madre, personaje por el cual ni se preocupó darle un nombre a pesar de ser encarnada por Leslie Mann. El pobrecito Andrew tiene que dormir en el cuarto de su hermano menor David (Evan Assante), a quien le da sugerencias de como conseguir el primer beso, porque por supuesto que un joven adulto durmiendo en el piso de tu cuarto es la persona indicada para consejos de amor.

Se que ya estoy viejo para estas historias de ñoñería porque el personaje con el cual me identifiqué más es Greg, el padrastro de Andrew, perfectamente encarnado por Brad Garrett, cuya cara natural de aborrecimiento es perfecta para lidiar con este mamalón haciendo chistes mongos sobre el en su propia casa. Esta debió ser la actuación más fácil en la carrera de Garret, y digo eso pensando que estuvo nueve años pretendiendo ser menos gracioso que Ray Romano en Everybody Loves Raymond.

Para poder complementar el dinero que necesita para finalmente largarse a España, aunque es completamente obvio que su novia también quiere salir de el, Andrew consigue trabajo como “entretenedor de fiestas”, o algo así. La idea es que Andrew va a actividades de Bar Mitzvah o bailes escolares para animar que la gente Bailey cante aunque sea para callarle la boca. En una de esas, conoce a Domino y Lola. Domino es encarnada por Dakota Johnson, quien aquí logra la actuación de su vida pretendiendo que este tipo es interesante y atractivo, cuando su actual novio es Joseph (sin apellido, porque hasta ahí llegó la creatividad de Raiff), interpretado por Raúl Castillo. Raiff esta tan enamorado de sí mismo, que hasta Raúl cae en su encanto a pesar de encontrarlo descalzo en la sala de su casa a largas horas de la noche. Lola es el otro mejor personaje de Cha Cha Real Smooth, una joven autista dulcemente interpretada por Vanessa Burghardt, obligada por el guion a encariñarse con este muchacho triste porque la mujer 10 años mayor que él no se decide dejar su prometido cuando él le ofrece tanto, y por “tanto” quiero decir nada, porque ni carro propio tiene.

Cualquiera diría que Cha Cha Real Smooth no me gustó, pero no es así. A pesar de su insoportable protagonista – y su estúpido título- es una encantadora historia de desamor. En una industria obsesionada con ganar dinero vomitando las mismas historias con distintos nombres, Raiff compone una honesta  -si acaso egocéntrica-  crónica sobre lidiar con las decepciones de la vida. En realidad si me identifiqué con Andrew, quizás por eso me cayó mal; porque reconocí en el mis propias limitaciones, y nada más duele en esta vida que ver tus propios defectos proyectados tan honestamente. Apple continúa su tendencia de preferir “calidad sobre cantidad”, con esta excelente comedia dramática, disponible en Apple Tv Plus. Inmensamente recomendada.

Leave a Reply

Your email address will not be published.