Everything Everywhere All At Once es una frenética experiencia cinemática | QiiBO QiiBO

Everything Everywhere All At Once es una frenética experiencia cinemática

En un mundo plagado de secuelas, remakes, reboots, y superhéroes, llega Everything Everywhere All At Once para salvar nuestro universo. Y probablemente todos los demás. Es una de esas películas difíciles de reseñar porque mientras menos sepan mejor pero, necesito decirles cuanto me gustó.

¡Que clase de viaje! No tengo idea de como explicar esta película. Si acaso describirla como una mezcla de The One, e Inception, con una mezcla de The Matrix, protagonizada por la legendaria, diosa encarnada, Michelle Yeoh. Everything Everywhere All At Once es una comedia de acción y ciencia ficción ocurriendo en múltiples universos dentro de la categoría de moda de “el verdadero villano es el trauma generacional”. Les garantizo que no podrán adivinar las cosas que suceden en esta demente experiencia fílmica.

Yeoh interpreta a Evelyn Wang, una mujer viviendo encima de la lavandería que administra junto a su pusilánime esposo Waymond, genialmente interpretado por Ke Huy Quan (Indiana Jones and The Temple of Doom, The Goonies). Evelyn está teniendo una pésima semana; el servicio de rentas internas ordenó auditar su negocio, la relación con su esposo está temblando, y su relación con su hija Joy (Stephanie Hsu) va todavía peor, y todo eso justo durante la llegada desde China de su estricto padre Gong Gong (James Hong), quien resiente su matrimonio con Waymond, y que se haya mudado a Estados Unidos.

En camino a lidiar con la auditora Deirdre Beaubeirdra (Jamie Lee Curtis), Waymond repentinamente cambia su personalidad, informándole a Evelyn ser una de infinitas iteraciones de sí misma, pero esta es la única capaz de salvar la existencia completa contra una nihilista amenaza en camino. Para lograrlo, Evelyn tendrá que lanzarse a una desenfrenada aventura envolviendo múltiples versiones, desde una Evelyn cocinera, hasta una actriz rica y famosa.

Dan Kwan y Daniel Scheinert el dúo conocido como “Los Daniels”, escriben y dirigen lo que también pudiera describir como “una película de Edgar Wright en estimulantes”, pues Everything Everywhere manifiesta el frenético estilo de Scott Pilgrim vs The World pero a la segunda potencia, ayudados por la impresionante edición de Paul Rogers, quien logra combinar todas las imágenes inventadas por los Daniels en una coherente amalgama de colores, movimiento y chispeantes diálogos. Si hubiera una falla que arreglar, es que el tercer acto se siente extendido, especialmente luego de proyectarle tanto a su audiencia, provocando una posible, innecesaria fatiga visual y emocional.

En cierta manera, Everything Everwhere es igualmente un resumen del inmenso talento de Yeoh, quien ha establecido como el tipo de actriz que lo puede hacer todo bien; comedia, acción, drama y cualquier otra cosa donde la pongan, tal como prueba aquí, donde brinca de lo serio a lo absurdo surreal en una misma escena, a veces dentro del mismo dialogo, sin perder pie ni pisada, expresando las emociones necesarias para cada uno. Al centro de todo es una historia sobre decisiones en la vida, superar traumas del pasado y arreglar relaciones familiares antes que sea tarde.

Everything Everywhere All At Once es la mejor película que he visto en lo que va del 2022, dudo mucho ver algo mejor hecho, más original o creativo, intensamente divertida y emocionante, ¡Altamente recomendada!

Comments are closed here.