Warning: array_keys() expects parameter 1 to be array, string given in /var/www/wp-includes/class-wp-roles.php on line 291

Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /var/www/wp-includes/class-wp-roles.php on line 291

Warning: array_keys() expects parameter 1 to be array, string given in /var/www/wp-includes/class-wp-roles.php on line 291

Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /var/www/wp-includes/class-wp-roles.php on line 291
Crítica de West Side Story - QiiBO
Crítica de West Side Story - QiiBO QiiBO

Crítica de West Side Story

Si vas a hacer una nueva versión de un clásico ganador de 10 premios de la Academia, y uno de los musicales más presentados en prácticamente todas las escuelas de arte, pues es mejor que te llames Steven Spielberg para que lo hagas tan bien como su nueva versión de West Side Story. ¿Necesito decirles que no tengo ninguna opinión sobre la original? No importa, ya lo hice. ¿Qué van a hacer? Dejar de leer esta rese-¡ESPEREN, NO SE VAYAN!

¡West Side Story de Spielberg es genial! Adaptando con éxito el musical a las sensibilidades modernas, pero respetando el espíritu del cuento de Shakespeare con increíbles actuaciones, maravillosas secuencias de canto y baile, la inmortal potente partitura de Leonard Bernstein y las canciones de Stephen Sondheim rockeando mejor que nunca. La actuación en el teatro musical es exagerada por naturaleza, lo que no siempre se traduce bien a película, pero la mayoría del elenco de West Side Story lo logra, especialmente Ariana DeBose y David Alvarez siendo la definición de fiereza y presencia carismática en la pantalla.

En un barrio de Nueva York de 1950, donde aparentemente hay que ser bailarín profesional para poder vivir, ocurre esta historia de amor, racismo, gentrificación, y faldas agitadas al ritmo del tambor. María (Rachel Zegler), recién llegada de Puerto Rico, vive con su hermano, el boxeador Bernardo (David Alvarez) y su novia Anita (Ariana DeBose), costurera de vocación. Al otro lado de las calles vive Tony (Ansel Elgort), acabado de salir de la cárcel, intentando dejar su pasado como líder de la ganga de los Jets, trabajando para Valentina (la gran Rita Moreno). Bernardo dirige los Tiburones, una banda de puertorriqueños defendiéndose del ataque constante de los Jets queriendo recuperar su antiguo territorio, ahora ocupado por inmigrantes boricuas. Ambos lados están siendo empujados fuera de su área por intereses corruptos queriendo derrumbar los edificios para establecer viviendas de alta clase, con cada bando esperando mantener suficiente control para quedarse en el nuevo mundo que, obviamente no quiere ninguno.

El primer y mayor éxito del guion de Tony Kushner es la profundización de los personajes puertorriqueños, especialmente Anita, excelentemente interpretada por DeBose, impartiéndole una personalidad más elaborada que la película original nunca se preocupó por hacer. Igualmente hizo con Bernardo, haciéndolo mucho más que un líder de ganga, dándole un peso metafórico como defensor de su gente, dividido entre la vida que quiere darle a su familia, y sus inmensas ganas de volver a Puerto Rico. Por su parte Mike Faist da el tercer mejor trabajo de West Side Story como Riff, un joven problemático buscando su lugar en el mundo, a través del amor a su gente, tristemente demostrado con violencia.

Siendo una película de Spielberg, por supuesto que West Side Story esta hermosamente filmada, la filosa cámara del cinematógrafo Janusz Kaminski presentando los ángulos siempre a favor de la historia, siguiendo las fantásticas coreografías con chispeante dinamismo, sacándole el jugo a cada centímetro de la pantalla, aprovechando su maravillosa banda sonora, mejor que nunca en sonido sorround. No se como amantes del teatro musical podrán mantenerse quietos sin brincar a cantar y bailar en las salas de cine. Yo no hago ninguna de las dos y me la pasé moviendo los pies. Sin ritmo ni gracia, claro, pero no importa porque la sala estaba oscura, asi que nadie pudo verme hacer el ridículo.

Irónicamente, lo menos bueno de West Side Story es precisamente el romance entre Maria y Tony, más soso que el arroz blanco que sirven en restaurantes estadounidenses, con todo y el esfuerzo de Zegler, debutando en su primer filme con toda la energía y entusiasmo posible. Afortunadamente siempre llegaban Anita y Bernardo para darle necesaria sazón al filme.

West Side Story es una de las mejores películas del año, una de las mejores producciones de Spielberg en los últimos 10 años, y una experiencia perfecta para disfrutar en pantalla grande, gozando la música, deleitándose con los bailes, y envolviéndose en el drama de este barrio de mil emociones y una bandera con color azul celeste. ¡Altamente recomendada!

Comments are closed here.