Crítica de Mr. Malcom’s List | QiiBO QiiBO

Crítica de Mr. Malcom’s List

Uno de los mejores retos escribiendo crítica de contenido es cuando te toca ver algo con lo que no conectas pero, entendiendo que simplemente no eres el objetivo. Por otro lado, hay detalles que resaltan en cualquier genero cuando están bien hechos. La química entre actores, por ejemplo, así que no me siento mal diciendo que Mr. Malcom’s List falló en conquistarme, aunque no hay problema porque probablemente encuentre quien le de cariño.

Basada en la novela de Suzanne Allain, quien también escribió el guion, siendo dirigida por Emma Holly Jones, Mr. Malcom’s List es una historia de época en un mundo alterno donde no existen diferencias de razas, y todo el mundo tiene el mismo derecho de ser insoportable. En su cuarta temporada social, Julia Thistlewaite (Zawe Ashton) tiene su esperanza colgada en el Señor Malcom (Sop Dirisu), el soltero más codiciado de la sociedad londinense del 1818, gracias a su enorme fortuna. Por esa misma razón, Malcom ha decidido no cortejar a nadie seriamente hasta que la susodicha cumpla con 10 requerimientos escritos en una lista. Cuando Julia se entera haber fallado en cumplir una de las partes, la humillación la lleva preparar un plan para pagarle a Malcom con la misma moneda.

Para ello recluta a Selina Dalton (Freida Pinto), una amiga de la niñez, también antigua compañera de escuela. Selina no posee el mismo linaje que Julia pero, ser hija de un clérigo es suficiente para dejarla participar de las actividades sociales donde intentará conquistar el Señor Malcom. Al mismo tiempo, el capitán Henry Ossory (Theo James) se reincorpora a la temporada luego de regresar de servicio activo en el ejército y decide intentar cortejar a Selina.

Ustedes probablemente saben a donde va esto, y como termina todo. Lo divertido es el viaje, y así es donde Mr. Malcom’s List me perdió. Siendo honesto, los romances dramáticos no son mis favoritos, especialmente los de época –con alguna que otra excepción. La primera temporada de Bridgerton, por ejemplo, no fue la gran cosa para mi gusto pero, al menos tuvo momentos picantes, traviesos, y divertidos. Esta película es clasificada PG, así que apenas verán algún beso furtivo. El peor problema de Mr. Malcom’s List es la falta de química entre los protagonistas. Tanto Pinto como Dirisu trabajan tan bien sus personajes como el resto del elenco, y tan eficiente como el guion les permite pero, juntos tienen el carisma de una nevera, no hay chispa entre ellos, ni siquiera un petardo. Más entretenido fue ver a Julia cuadrando todo su maquiavélica estrategia, pues Ashton aprovecha su carisma y habilidad expresionista para mantener a Julia en nuestro buen lado.

En lo que Mr. Malcom’s List merece todo elogio es la parte técnica; el diseño de producción, vestuario, maquillaje y música consigue una decente inmersión en ese mundo, y el elenco asume perfectamente a la época presentada, quizás con demasiado empeño, pues es complicado vender un enamoramiento con acciones tan desabridas. Por otro lado, nuevamente repito que pudiera ser cuestión de gusto, y amantes del romance, sea normal o de época podrían encontrar su nueva obsesión, especialmente si les gusta el huevo sin sal.

Comments are closed here.