Miami Lifestyle Edition 2022: Porsche Panamera GTS | QiiBO QiiBO

Miami Lifestyle Edition 2022: Porsche Panamera GTS

Un wikén. Un Panamera GTS. Miami.

Porsche Panamera GTS 2022

A principios de este mes tuve, nuevamente, la oportunidad de viajar con Porsche para su ‘Miami Lifestyle’. Es la segunda vez que me ha tocado viajar a este tipo de evento por todo un wikén y, curiosamente, son las únicas dos veces que he pisado Miami. Así que al menos puedo tener una idea más clara de lo que es vivir la experiencia a todo dar en esta ciudad tan icónica.

Era viernes y llego a Miami el fin de semana antes de la carrera de Formula 1 así que los ánimos estaban tan arriba como la adrenalina. Sin embargo, por cuestiones del vuelo, llego algo tarde, así que tras dejar todo en mi habitación en el Epic Hotel, tomé mi teléfono y llamé a un muy buen amigo que vive ahí pues ya me estaba esperando. Para mi sorpresa, vive justo cruzando la calle del Epic, así que tiempo no perdimos.

Como dije, llegué en la noche y para mi sorpresa había llovido. Las calles aún estaban mojadas, así que decido no sacar el Porsche Panamera GTS que me prestaron y fui a encontrarme con mi amigo a una barra a beber, comer y ponernos al día mientras veíamos un juego de la NBA. Ya cerca de la media noche, decidimos sacar el Porsche, pero no el Panamera que tendría todo ese wikén, sino el GT4 de mi pana. Claro, había llovido y no quería arriesgarme a manchar el Panamera pues a Miami no solo se va a disfrutar la vida a lo Porsche, sino también a trabajar. De igual forma, me debía una
“trillita” en su impresionante deportivo.

Porsche Panamera GTS 2022

Tenía todo planificado. Los tiros que iba hacer, algunos “spots” de la ciudad y las fotos que quería. Así que todo estaba bajo control y podía irme tranquilamente un rato por Miami en un Porsche GT4 en Gentian Blue.

Lo que no tenía planificado es que el resto del fin de semana lloviera en Downtown Miami. Pero la situación no parecía tan grave, así que como sabía los tiros que quería grabar y retratar, era tan solo esperar a que parara de llover, las calles secaran y listo. Todo esto me llevó hasta poco más del medio día del sábado y aún no había visto el Panamera GTS que me estaba esperando.

Afortunadamente solo llovió esa mañana.



Llegó el momento de bajar y conocer la lujosa máquina que me esperaba.

El Panamera GTS que estuve probando era de color Cherry Metallic. Y les soy sincero, odio esos colores en los autos. Nunca me han gustado los colores tipo “burgundy”. Pero de igual forma no era ese típico rojo oscuro o alguna de sus súper aburridas variantes. Todo lo contrario, el Panamera en ese Cherry Metallic no solo luce elegante, sino también imponente. Y si no me crees, pregúntale a los muchachitos que nos hicieron frente para cuadrar en su Ferrari blanco. ¡Lo siento!, olvidé mencionar que era fin de semana de “Proms” en Miami y las hormonas juveniles estaban por todas partes ese fin de semana.

Este Panamera GTS cuenta con un motor twin-turbo V8 que aparte de darle potencia a su grande y lujosa caja, lo hace sonar impecable. Cuenta con una transmisión PDK de 8 velocidades, 473 caballos de fuerza y 457 libras pie de torque. Y no es el Panamera más rápido, pero el buen balance entre potencia, interiores de lujo, teconlogía y tamaño lo hace súper divertido de manejar. Es todo un sedán deportivo, de eso no hay duda, pero este Panamera GTS no te invita a que lo pises y darle gasolina como cosa loca, sino más bien a que te relajes y disfrutes del camino como muy pocos autos pueden prometer.

Desde luego, siempre hay momento para pisarlo y sentir la potencia, pero Porsche tiene muy claro lo que el Panamera GTS es: lujo, comodidad y potencia en raciones por igual para lograr un manejo que es prácticamente perfecto en todos los sentidos, desde la aceleración, las curvas y la frenada hasta el relajante y bello sonido de su motor.



Afortunadamente pude disfrutar de él todo el sábado sin que volviera a llover. Pero al ser un fin de semana tan concurrido, quizás más de lo habitual, no pude grabar todo lo que quería, así que el domingo volvería a la carga temprano pues mi teléfono decía que no iba a llover más. Wrong!! una mañana súper fea de domingo la que me tocó. El plan volvía a ser el mismo que el del sábado, aunque ya quedaba muy poco de grabar.

Llamo al pana mío y lo recojo a eso de las 11am. Aún llovía. Poco, pero llovía. Por increíble que parezca, una vez salí para lo que me quedaba de grabar deja de llover y el cielo se despeja por completo. Tan así que mi amigo me dice, loco sacas el Panamera y dejó de llover como ayer, qué pu** suerte tú tienes.”

Tras terminar mis labores, el resto del domingo fue disfrutar de Miami, una buena tarde soleada y el Panamera GTS. Después de todo, a Miami no solo se viene a trabajar, ¿o sí?



Comments are closed here.