Warning: array_keys() expects parameter 1 to be array, string given in /var/www/wp-includes/class-wp-roles.php on line 291

Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /var/www/wp-includes/class-wp-roles.php on line 291

Warning: array_keys() expects parameter 1 to be array, string given in /var/www/wp-includes/class-wp-roles.php on line 291

Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /var/www/wp-includes/class-wp-roles.php on line 291
Risa mata Galán en Thor: Love and Thunder - QiiBO
Risa mata Galán en Thor: Love and Thunder - QiiBO QiiBO

Risa mata Galán en Thor: Love and Thunder

Honestamente pienso que Marvel Studios se rindió adaptar el Thor Odinson de los comics, resignándose a presentarlo de la manera más beneficiosa que ha resultado hasta ahora: un comediante. Y no es que no ame la comedia, es que de la misma manera que no todos los personajes pueden ser oscuros como Batman, no todo puede ser un chiste en el mundo del vikingo espacial o, de lo contrario, ¿para que preocuparse si nada lo afecta?

Hay dos escenas en Thor: Love and Thunder con la misma vibra de “Thor llegando a Wakanda”. En la sala repleta donde la vi, no pasó nada; ni gritos ni entusiasmo, ni demostración de emoción. La mayor reacción ocurrió después con una de las dos secuencias de créditos. Quiero pensar que se debe a que ambas escenas están en los adelantos.

Me rei mucho con Thor: Love and Thunder. Hay mucha, bastante, ENORME cantidad de comedia en la nueva producción de Marvel Studios, dirigida por Taika Waititi, quien también escribió junto a Kaytin Robinson, y también narra el filme como el leal Korg. Si te gustó Thor: Ragnarok, probablemente te encante Love & Thunder, porque le subieron el volumen a todo; el humor, la música, los colores y, ¿ya dije que tiene mucha comedia? Por su lado, los amantes del Thor Odinson de los comics tendrán que seguir conformándose con lo que ya hay en las primeras dos películas y The Avengers (2012). Yo entiendo la tentación, Chris Hemsworth tiene un ritmo envidiable para la comedia, y es difícil no querer usarlo todo el tiempo, aunque eso deje atrás otros aspectos del personaje.

Luego de los eventos de Avengers: Endgame, Thor (Hemsworth) lleva tiempo viajando el cosmos junto a los Guardianes de la Galaxia, pero toda la tragedia que lo sigue (¿recuerdan? Toda su familia y amigos  murieron) lo hace contemplar si realmente vale la pena seguir luchando, en vez de buscar una vida pacífica. Pero cuando un mensaje de alerta llega, Thor descubre la existencia de Gorr, El Mata-Dioses (Christian Bale), quien ha decidido que los dioses de todos los reinos olvidaron sus verdaderos propósitos, convirtiéndose en inútiles complacientes, por lo que deben morir para liberar el universo de sus respectivos yugos.

Regresando a Nueva Asgard, ahora una ciudad turística repleta de atracciones como montañas rusas (hola, Martin Scorsese), Thor enfrenta a Gorr con la ayuda de la Reina Valquiria (Tessa Thomson) y sorpresivamente, su exnovia Jane Foster (Natalie Portman), ahora convertida en Migthy Thor, usando el Martillo Mjornil, reconstruido sin mucha explicación. Gorr pierde la primera batalla pero secuestra varios niños por lo que Thor forma un nuevo equipo para rescatarlos. El problema es que Gorr posee una espada mágica capaz de matar dioses, por lo que intentarán formar un ejército con otras divinidades.

El Gorr de Christian Bale es absolutamente lo mejor de Love & Thunder; cada palabra de sus diálogos es pronunciada con intención, convirtiéndose en uno de los villanos más inquietantes del Universo Cinemático de Marvel. Una pena que igualmente es de lo menos que vemos en la película, pues Waititi intenta balancear tantos elementos que varios se le caen de las manos. No solamente Gorr, sino hasta Valquiria pierde relevancia. La historia de Jane Foster es manejada con respeto y dedicación, y Portman se nota contenta de estar ahí. La relación entre Jane y Thor nunca tuvo mucho espacio en el MCU, y afortunadamente se nota el esfuerzo de presentarlos como una pareja para que los eventos de la película sean más contundentes.

Hay varios temas flotando a través de la trama e historia de Thor: Love and Thunder; el amor, la amistad, el peligro de poseer armas demasiado poderosas, y su efectos en aquellos que no están preparados, o son los adecuados para usarlas, la paz como meta en una vida llena de guerra, y la urgencia de afrontar los traumas. Desafortunadamente, el tono ligero de Love and Thunder no cuadra completamente con esos momentos emocionales, precisamente porque Waititi ha convertido a Thor en el alivio cómico de su propia película, así que, ¿Cómo tomarlo en serio si minutos antes y minutos después de los momentos “duros” está tirando chistes?

Probablemente nada de eso importará. Thor: Love and Thunder hará millones de dólares en la taquilla, gente la defenderá a capa y espada en redes sociales, con incontables videos de “lo que la gente no entendió de Thor: Love and Thunder” y cosas así. Russel Crowe se roba sus escenas como el Zeus más cercano a la mitología que he visto en una adaptación, y el “soundtrack” está repleto de canciones de Guns & Roses, así que no puedo despreciar una película que me hizo reír y agitar la cabeza tanto. Como fan del Thor clásico, no me queda más que resignarme a que esto es lo que quiere la gente, y reírme con todos esos momentos de Thor siendo medio morón para el deleite de la audiencia, suspirando por el guerrero vikingo espacial que pudimos haber tenido.

Comments are closed here.