Crítica de Peacemaker: Los Malos también pueden ser Buenos | QiiBO QiiBO

Crítica de Peacemaker: Los Malos también pueden ser Buenos

Si tienes alguna duda sobre que esperar de Peacemaker, la nueva serie de DC Comics en HBO Max, solo chequea los créditos de entrada para saber que nadie pretende que la tomes muy en serio; esto es para divertirse. Créditos de entrada que, por cierto, nunca jamás voy a brincar.

Dejando eso claro, ¡Peacemaker es tremenda! James Gunn continúa The Suicide Squad con un programa sucio, obsceno y extremadamente divertido, sorprendentemente cálido en el sentido correcto, comentando sobre trauma y abuso generacional sin nunca sentirse panfletero. John Cena es simultáneamente problemático y emocional; un tipo al que no le importa ser imprudente y ridículo, encontrando su humanidad. Todo envuelto en una potente banda sonora con énfasis en el glamoroso rock metal de los 70’s y 80’s.

Cena regresa como Christopher “Peacemaker” Smith, un personaje creado en 1966 por Charlton Comics (luego comprado por DC Comics junto a otros héroes y villanos) a quien Gunn presentó en su versión de vigilante ultra violento, evidenciado por su frase: “Aprecio la paz con todo mi corazón. No me importa cuántos hombres, mujeres y niños necesito matar para conseguirlo”. Gunn sigue aprovechando la habilidad natural de Cena para decir las cosas más ridículas con la cara más seria posible, complementado con su histérico lenguaje corporal. Contrario a otras estrellas, Cena felizmente interpreta personajes orbitando entre lo absurdo hasta antipáticos, lo que lo hace más respetable que esos orgullosos solamente queriendo verse fuertes y heroicos.

Luego de sobrevivir un disparo en el cuello, adicional a un edificio cayéndole encima en The Suicide Squad, Smith sale del hospital con nueva clavícula. Pero su sentencia todavía le falta, por lo que tendrá que aceptar nueva misión ordenada por Amanda Waller (Viola Davis) para mantenerse fuera de la cárcel. En vez de viajar a otro país, su tarea se mantiene en el mismo pequeño pueblo Estadounidense donde creció. Su equipo ahora consiste del genio técnico John Economos (Steve Agee) y Emilia Harcourt (Jennifer Holland), dos de los que se amotinaron contra Waller en The Suicide Squad, junto al líder Murn (Chukwudi Iwuji) y la novata Leota Adebayo (Danielle Brooks). La misión envuelve otro proyecto uber-secreto que se ira revelando durante cada episodio, mientras va desarrollando relación con sus compañeros, aparte de Vigilante (Freddie Stroma), un fiel seguidor queriendo imitar su letal estilo. Contrario a la iteración de los comics, este Vigilante es prácticamente una versión DCEU de Deadpool, pero sin los poderes, y quizás hasta menos moral.

Al mismo tiempo, Smith intentará reconectar con su padre Auggie, interpretado perfectamente por Robert Patrick, pero será imposible por tratarse de un asqueroso supremacista blanco que abusó física y emocionalmente de Chris toda su vida. Con todo y eso, Smith se niega aceptar lo evidente sobre Auggie, a pesar de que ser su hijo lo ha marcado siempre ante los demás como igual de maligno. Esta dependencia toxica ayuda explicar los constantes defectos de Chris como persona, especialmente su dificultad para entender señales sociales, y desarrollar relaciones saludables, tan básicas como amistad o camarería con sus compañeros de equipo, razón por la cual su único amigo es “Aguilita”, un águila hecha en computadora que ame desde la primera vez que la vi, y más vale que nunca le pase nada o arderá Troya.

El resto del elenco complementa el trabajo junto a Cena, adicional a tener sus propios momentos entre sí. Se destaca Brooks como Adebayo, quien es la primera del grupo en ver más allá de la fachada creada por Chris. La simpatía natural de Brooks hace de Adebayo la más humana y relacionable de la serie, especialmente los momentos en que interactúa con Chris.

Peacemaker está repleta de todos los tonos conocidos de Gunn, incluyendo su ácido humor negro, sarcasmo, y fuerte violencia presentada de manera casual, sacando comedia de donde no se espera, con filosos diálogos, personajes exorbitantes, y emocionantes secuencias de acción. Me gustaron todos los sietes episodios presentados a la prensa, de principio a fin, definitivamente la mejor serie basada en personajes de DC Comics de los últimos años, ¡Violentamente recomendada!

Comments are closed here.